Día 22 – La vuelta a casa

 

Bueno, hoy sí que sí ya se acabó lo bueno, se acabó “el sufrir”, que ya sabéis que soy de las que piensa que a estos viajes se va a sufrir, con muchas ganas pero a sufrir, sin descansar para aprovechar cada momento, pero hay que reconocer que uno acaba agotado. Pero encantados desde luego 🙂

Este viaje nos ha cundido un montón, hemos visto muchísimos lugares nuevos, hemos disfrutado con la familia y también con los amigos, así que nos vamos deseando volver. Que siempre nos quedan cosas por ver.

Lo más bonito: Pennsylvania y el condado amish. El paisaje es precioso y la zona curiosa. Vamos, que volveríamos.

Washington también nos gustó mucho, muy limpio y sensación de amplitud, por lo menos en la zona del National Mall que fue por la que nos movimos. Nos quedó por ver la zona del centro, fuera de la zona de museos, pero bueno, para otra vez.

Y de Manhattan, que os voy a decir, cada vez que vas descubres cosas nuevas, sitios nuevos, y no se cansa uno. Pero bueno, como todo, para gustos colores. Este año la misa góspel fue impresionante, que teníamos malos recuerdos del primer intento, pero esta vez, gracias a los consejos de La 5th con Bleecker, acertamos en la elección.

¿Qué nos queda? Mucho, nos queda mucho, así que habrá más, siempre y cuando nuestros anfitriones nos acepten de nuevo 🙂

Os pongo alguna foto ya desde el avión. El día no estaba muy claro, así que perdón por la mala calidad, pero se intuye la “city”. Por cierto, salimos de Newark, desde donde hay unas vistas espectaculares de Manhattan.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s